Me largo

Tag Archives: Viajar Por Libre A Gambia

¿Qué se cuece en Gambia?

Arroz, mandioca, cacahuetes, pescado… son los ingredientes básicos de la comida en Gambia.

Ana Cañizal

Los gambianos suelen comer así, compartiendo el plato, lo que hay es para todo el que tenga hambre.

La cocina en Gambia es sencilla y rica. La base es el arroz, y los gambianos se preocupan por tener siempre alguna reserva guardada en sus casas. Si falta el arroz, mal asunto.

En un país tan llano, con lluvias y clima cálido, abundan los arrozales. La naturaleza es pródiga y en todas partes crecen los mangos, las papayas o los baobabs que sacian el hambre de cualquiera que pase por su lado. Nadie parece desnutrido en Gambia gracias a esta generosidad de la tierra, pero la gente es muy pobre y a menudo no cuenta con recursos para adquirir mucha variedad de alimentos. A ello se suma que gran cantidad de viviendas no cuentan con luz eléctrica, con lo cual no es posible conservar comida perecedera. Tampoco hay buen transporte que facilite el abastecerse a menudo.

El plato nacional es lo que ellos llaman «benachín». Consiste en un arroz de color marrón rojizo, que suele llevar tomate, ajo, perejil y otras especias, con su punto justo de picante; va acompañado de verduras, generalmente mandioca y zanahoria, y se complementa con pescado, cordero, vaca o pollo.

Ana Cañizal

Agricultores en un camión cargado de mandioca.

En Gambia hay grandes plantaciones de cacahuete por todas partes. Es muy barato. Forma parte de la alimentación local, está presente en muchas salsas, mantequillas y productos. También se exporta a países cercanos.

Pescado fresco y ahumado

El pescado es básico en la dieta de Gambia. Para quienes viven en zonas costeras también es un modo de vida.

Comer en Gambia

Pescadores que regresan a la playa tras la jornada de trabajo. Las gaviotas esperan su parte.

Gambia cuenta con grandes recursos pesqueros en el río que atraviesa el país, y que mezcla un curso de agua dulce y agua salada. Cerca de la desembocadura abundan los meros y los camarones. La pesca marina parece estar favorecida por  las aguas dulces y cálidas del estuario del río, que atraen a los peces del océano para comer y desovar. Ahí se citan barracudas, corvinas, lubinas…

COMIDA_EN_GAMBIA_ANA_CANIZAL_P6004

Barcos rudimentarios y falta de puertos. A menudo son otros países los que se aprovechan de la riqueza pesquera de Gambia.

Buena parte del pescado para consumo local se seca, se ahúma y así se conserva largo tiempo. Merece la pena ver cómo llegan los pescadores, con sus coloridos barcos, cómo las mujeres se acercan a recoger el pescado, lavarlo, organizarlo, llevarlo a los secaderos, venderlo a la artesanal industria de ahumados… Tanji es un lugar perfecto para conocer todo este ambiente, y se puede llegar desde la zona turística de Serekunda en un taxi por muy poco dinero.

COMIDA_EN_GAMBIA_ANA_CANIZAL__1183

Una mujer seca el pescado al sol.

Si uno prefiere quedarse en la zona turística, podrá comer cosas muy ricas, tanto en los hoteles, como en los abundantes restaurantes que los rodean. Si quiere seguir con sus costumbres gastronómicas europeas, puede hacerlo, y si desea tomar platos locales, también. Los hoteles están bien preparados y abastecidos. Además, siempre es posible degustar frutas y zumos frescos a precios magníficos.

COMIDA_EN_GAMBIA_ANA_CANIZAL_P5983

Zona de ahumado del pescado. Bajo este mar de peces, perfectamente alineados, se atizan las brasas.

Quien elija comer en Gambia como los gambianos podrá juntarse con comerciantes, gentes en viaje de trabajo, familias en día de descanso… Es fácil encontrar buenos, limpios y baratísimos restaurantes locales, siempre encantados de atender al turista. Junto a los mercados suele haber sitios muy recomendables.

Cuando uno viaja hacia el interior siempre hay pequeños restaurantes, pero generalmente no están preparados para imprevistos. Así, no es raro llegar a un lugar donde el amable encargado sugiere y toma nota detalladamente de lo que le apetece al turista y… ¡se va a hacer la compra! Desde que uno pide hasta que come pueden pasar una, dos horas… Esto es Gambia.

COMIDA_EN_GAMBIA_ANA_CANIZAL_1277

En Gambia nunca hay prisa, pero es un buen lugar para esperar.

Pajaritos y pajarracos en Gambia

Gambia es un país ideal para quienes gustan de observar aves. Birdwatchers de todo el mundo acuden a este país para avistar especies de pájaros.

Aves Gambia

Gambia tiene un clima subtropical, con frondosa vegetación, abundantes lluvias y el hermoso río Gambia. La naturaleza es espectacular y hay muy poca contaminación, porque carece de industria, apenas hay automóviles… Así que este país es el paraíso de las aves.

Aves Gambia

Birdwatchers de todo el mundo vienen a Gambia a “cazar” experiencias visuales. El observador de aves típico que abunda en este país suele ser una persona de mediana edad, de nacionalidad alemana, inglesa o francesa (aunque no sé si por este orden), que se desplaza en grupos reducidos. Tanto él como sus compañeros van siempre uniformados al estilo Coronel Tapioca o doctor Livingstone.

Aves Gambia

El observador de aves no se conforma con observarlas. Casi siempre lleva colgada al cuello una cámara de fotos que cuesta más que un coche de gama media. Suele disparar a diestro y siniestro con un teleobjetivo de dimensiones estratosféricas. A continuación mira el visor de la cámara y pone cara de póker; nunca es posible saber si la foto le ha salido o no.

Aves Gambia

Los birdwatchers siempre llevan guías ilustradas del mundo de las aves, con fotos de frente y perfil de cada pajarito y profusas descripciones sobre sus costumbres, hábitats, etc. Consultan los ajados libros de identificación de aves no porque duden del nombre de cada una de las especies que ven, sino para constatar con satisfacción que tal pájaro en concreto ya lo tienen en su ingente colección de improntas de retina.

Aves Gambia

Otras veces, los amables birdwatchers intentan instruir a ignorantes como yo, que solo distinguimos entre pajaritos y pajarracos.

Aves Gambia

El auténtico birdwatcher puede llegar al éxtasis cuando descubre una rara avis posando en la más remota ramita, pero no dirá ni pío para no espantarla, se limitará a señalar con el dedo, mirará con sus prismáticos, hará 12 o 13 fotos y, como quien acaba de presenciar un milagro, esbozará una leve sonrisita de íntima satisfacción.

Aves Gambia

El observador nunca se relaja, permanece siempre en tensión, conteniendo el aliento, agudizando la mirada, con los oídos en permanente estado de alerta… Puede que incluso de noche salga a ver qué sueño puede importunar escondido entre el follaje de un árbol, algo así como lo que contaba Don Mendo, «en medio de la penumbra/ cuando al cabo se columbra / que está cerca el verderol,/ se alumbra, se le deslumbra/ con la lumbre del farol…». El birdwatcher hace algo similar: es de noche cerrada, parece que está escuchando a su interlocutor cuando, de repente despega una oreja, se levanta de golpe, se acerca al árbol más próximo, enchufa su potente foco y zas, saca 12 o 13 fotografías.

Sin embargo, si estamos ante un observador cualificado, despreciará las aves vulgares: apenas lanzará un vistazo displicente y de reojo sobre las que considere demasiado corrientes.

Aves Gambia

Gambia tiene casi el mismo número de especies de aves que Senegal en una extensión 20 veces menor. Merece la pena hacer excursiones por el río para ver pájaros, y contratar todas las salidas que uno pueda permitirse, porque aunque no seamos frikis expertos en la materia, lo disfrutaremos como el hecho extraordinario que es para cualquier europeo. Además, ser lego en el asunto tiene la ventaja de que podremos maravillarnos con todo lo que veamos a nuestro alrededor sin distinción de clases, tamaños ni especies.

Aves Gambia

En Gambia, numerosos hoteles organizan paseos en silenciosos barcos de remos para ver aves. Muchos guías locales, barqueros y casi cualquier gambiano que viva cerca del río podrá decirnos los nombres de las muchas especies que encontraremos y avisarnos de dónde están cuando nosotros no seamos capaces de verlas… arriba, abajo, a la derecha, a la izquierda, allí, ahí, aquí, aquí mismo…

Aves Gambia

El río Gambia

El río Gambia corta en dos el país: atraviesa el territorio de parte a parte, de este a oeste. Está lleno de vida y de gente que lo cruza constantemente.

RIO_GAMBIA_ANA_CANIZAL_DSC_0847

El río Gambia nace al norte de Guinea y desemboca en Banjul –la capital de Gambia–, tras recorrer más de 1.100 km por un trazado sinuoso. Su estuario, en el océano Atlántico, tiene una anchura superior a los 10 km. Las aguas son cálidas incluso en invierno. La fuerza del mar hace que, durante muchos kilómetros, sea arenoso, turbio y salado por el arrastre de sedimentos marítimos.

El territorio de Gambia es muy llano y, durante la época de lluvias (entre junio y octubre), el río se desborda. Las mareas son considerables y se notan hasta 50 km tierra adentro. Precisamente en estas aguas medio saladas medio dulces es donde crecen los mangles, una vegetación de especial importancia para la asombrosa biodiversidad de Gambia.

Río Gambia

En un país donde muy pocos disfrutan del lujo de tener agua corriente o electricidad, el río Gambia es un lugar habitual en donde hombres, mujeres y niños se enjabonan en sus orillas, sobre todo al caer la tarde, y sin ningún pudor.

Río Gambia

Fuera de las zonas turísticas es insólita la existencia de lavadoras, por lo que mucha gente, especialmente las mujeres, acuden al río Gambia a hacer tremendas coladas.

Rio Gambia

El río Gambia lo es todo para los gambianos: da de beber al ganado, permite regar los campos, provee el hogar… Y también les proporciona abundante pesca.

Río Gambia

Pero el río Gambia es también un obstáculo que hay que cruzar de un lado a otro constantemente. Existen pueblos partidos en dos, negocios en una parte y en otra, mercancías que hay que llevar y traer, gentes que van y vienen. El país entero ha nacido y evolucionado en torno al río. Así que abundan los barqueros, los barcos y los ferris de todo tamaño y condición para facilitar ese trajín de idas y venidas. No hay puentes que lo crucen, salvo uno, en Janjangbureh, una isla desde la que se comerció con esclavos hasta 1807.

Río Gambia

El río Gambia aparece a cada paso. Es realmente hermoso. Da gusto observarlo a distintas horas del día, al amanecer, con el sol cenital o al caer la tarde, cuando sus aguas se convierten en un espejo, ¡y conste que no es una frase cursi! El río está flanqueado por una vegetación que por momentos produce la impresión de que uno está en el Amazonas en vez de en África.

Río Gambia

Los manglares
Los manglares son extraordinariamente importantes para el país. Se distribuyen desde la desembocadura hasta más allá de los 150 km del interior, y por los diversos afluentes. El mangle crece en aguas salinas. Algunos ejemplares pueden alcanzar los 20 m de altura. Los hay de varios tipos: rojo, blanco…

Manglares o mangles Gambia

Sus raíces se hunden en el barro, pero quedan al aire cuando la marea baja. Allí se forma un lodazal muy rico en materia orgánica, hábitat de numerosas especies de crustáceos y moluscos que sirven de alimento a grandes poblaciones de aves.

Río Gambia

Existe un tipo de ostra, muy abundante, que se agarra a las raíces del mangle. Las mujeres las recogen cuando baja la marea. Las ostras más grandes se venden a los restaurantes, las pequeñas se utilizan en la cocina familiar, con las conchas más vistosas se hacen decoraciones en los pavimentos y las deterioradas se trituran hasta conseguir un fino polvo con el que se fabrican pigmentos, materiales para construcción… Los mangles son vitales para el ecosistema, y los gambianos están desarrollando una esmerada política de protección y repoblación.

Manglares Gambia

Otro gran atractivo del río Gambia es que en la abundante vegetación que lo flanquea se refugian muchas especies animales, que tienen aquí alojamiento, comida y bebida gratis.

GAMBIA_ANA_CANIZAL_P5112

Gambia no cuenta con los grandes animales de Kenia o Tanzania, pero sí es fácil ver hipopótamos, cocodrilos, hienas, monos, chimpancés, serpientes y otros reptiles diversos… Además uno puede hartarse, si eso fuera posible, de ver aves en abundancia en cuanto se aleja de la zona turística y hace algún trayecto por el río Gambia arriba o abajo.

Río Gambia