Me largo

Qué ver en Corea del Sur

Corea del Sur tiene un montón de lugares distinguidos con el pomposo título de Patrimonio de la Humanidad, algo que suele hacer que los turistas reverencien el sitio y no quieran perdérselo.

COREA_SUR_ANA_CANIZAL

Una turista sale muy contenta tras la visita al palacio de Gyongbokgung (s. XIV) , en Seúl.

Palacios, templos, santuarios, panteones… y hasta pueblos enteros son Patrimonio de la Humanidad. Los amantes de los viajes culturales pueden disfrutar de lugares verdaderamente impresionantes en Corea del Sur, pero también los amantes de la naturaleza.

COREA_SUR_ANA_CANIZAL

Entrada a Changdeokgung Palace Complex, del siglo XV.

Hay mucho que ver

La Unesco concede el título de Patrimonio de la Humanidad a sitios que constituyen una herencia valiosa que debemos preservar para generaciones futuras, ya sean montañas, edificaciones, lagos, cuevas o ciudades. En el mundo hay cerca de mil sitios distinguidos. Corea del Sur tiene 10 declaraciones de este tipo, algunas abarcan grandes complejos palaciegos, áreas de dólmenes, aldeas, cuevas de lava, reservas naturales… Es cierto que a los españoles esto no debería impresionarnos, porque tenemos 44 bienes con la etiqueta de distinción, pero lo de Corea no está nada mal.

Corea del Sur Ana Cañizal

Manjanggul, una cueva de lava de 13,4 km, declarada Monumento Natural.

Existen complejos palaciegos perfectamente conservados que uno puede recorrer hasta cansarse, porque suelen abarcar enormes extensiones de terreno. Los palacios coreanos están siempre rodeados por jardines exquisitos, muy hermosos, nada cursis, no recortados ni cuadriculados, en los que apenas se nota el trabajo del jardinero, que lo hay, y mucho, pero es tan respetuoso que árboles y flores parecen crecer espontáneamente sin que nadie los dirija.

COREA_SUR_ANA_CANIZAL

Iglesia en la aldea histórica de Andong, un pueblo entero Patrimonio de la Humanidad.

¿Visto uno vistos todos?

Cuando se visitan varios palacios de techos curvados, cubiertos de tejas sobre estructuras de madera, pintados en rojo, azul, blanco… hay gente que opina que visto uno vistos todos. Puede que los coreanos piensen que la catedral de Burgos y la de León son muy parecidas, algo que desataría la cólera de no pocos burgaleses y de un buen número de leoneses.

COREA DEL SUR ANA CANIZAL

Una pareja pasea por el complejo de Changdeokgung, Patrimonio de la Humanidad.

En cualquier caso, Corea del Sur tiene otros lugares Patrimonio de la Humanidad muy variados, porque ha estado poblada desde hace aproximadamente 700.000 años. Se pueden visitar dólmenes del primer milenio antes de la era cristiana, y el Tumuli Park, un conjunto de 40 tumbas reales, las más antiguas de principios del siglo XV.

Corea del Sur - Ana Cañizal

Las pequeñas colinas son tumbas. En Gyeongju, Tumuli Park, Patrimonio de la Humanidad.

Entre las cosas que hay que ver en Corea del Sur, un lugar que ningún turista debe perderse es el observatorio astronómico de Cheomseongdae, no porque sea espectacular, que no lo es en absoluto, sino porque data del siglo VII, es una construcción científica de las más antiguas del mundo y se conserva en muy buen estado. La disposición de sus piedras, el número de ellas, que representa los días del calendario lunar, hacen que los científicos se maravillen hoy en día. Para el visitante será agradable ver un documental sobre la enigmática torrecita de 4 m de altura que se muestra en una sala próxima.

COREA_SUR_ANA_CANIZAL

Observatorio astronómico de Cheomseongdae, del s. VII.

Y todo lo que se puede ver está diseminado de una punta a otra del país, o sea, que hay un montón de monumentos para visitar, además de los parajes naturales. Si se prefiere, en Corea del Sur hay museos magníficos, por supuesto, como no podía ser de otra manera en este organizado país, todos bien dotados, con información precisa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation