Me largo

¿Qué se cuece en Gambia?

Arroz, mandioca, cacahuetes, pescado… son los ingredientes básicos de la comida en Gambia.

Ana Cañizal

Los gambianos suelen comer así, compartiendo el plato, lo que hay es para todo el que tenga hambre.

La cocina en Gambia es sencilla y rica. La base es el arroz, y los gambianos se preocupan por tener siempre alguna reserva guardada en sus casas. Si falta el arroz, mal asunto.

En un país tan llano, con lluvias y clima cálido, abundan los arrozales. La naturaleza es pródiga y en todas partes crecen los mangos, las papayas o los baobabs que sacian el hambre de cualquiera que pase por su lado. Nadie parece desnutrido en Gambia gracias a esta generosidad de la tierra, pero la gente es muy pobre y a menudo no cuenta con recursos para adquirir mucha variedad de alimentos. A ello se suma que gran cantidad de viviendas no cuentan con luz eléctrica, con lo cual no es posible conservar comida perecedera. Tampoco hay buen transporte que facilite el abastecerse a menudo.

El plato nacional es lo que ellos llaman «benachín». Consiste en un arroz de color marrón rojizo, que suele llevar tomate, ajo, perejil y otras especias, con su punto justo de picante; va acompañado de verduras, generalmente mandioca y zanahoria, y se complementa con pescado, cordero, vaca o pollo.

Ana Cañizal

Agricultores en un camión cargado de mandioca.

En Gambia hay grandes plantaciones de cacahuete por todas partes. Es muy barato. Forma parte de la alimentación local, está presente en muchas salsas, mantequillas y productos. También se exporta a países cercanos.

Pescado fresco y ahumado

El pescado es básico en la dieta de Gambia. Para quienes viven en zonas costeras también es un modo de vida.

Comer en Gambia

Pescadores que regresan a la playa tras la jornada de trabajo. Las gaviotas esperan su parte.

Gambia cuenta con grandes recursos pesqueros en el río que atraviesa el país, y que mezcla un curso de agua dulce y agua salada. Cerca de la desembocadura abundan los meros y los camarones. La pesca marina parece estar favorecida por  las aguas dulces y cálidas del estuario del río, que atraen a los peces del océano para comer y desovar. Ahí se citan barracudas, corvinas, lubinas…

COMIDA_EN_GAMBIA_ANA_CANIZAL_P6004

Barcos rudimentarios y falta de puertos. A menudo son otros países los que se aprovechan de la riqueza pesquera de Gambia.

Buena parte del pescado para consumo local se seca, se ahúma y así se conserva largo tiempo. Merece la pena ver cómo llegan los pescadores, con sus coloridos barcos, cómo las mujeres se acercan a recoger el pescado, lavarlo, organizarlo, llevarlo a los secaderos, venderlo a la artesanal industria de ahumados… Tanji es un lugar perfecto para conocer todo este ambiente, y se puede llegar desde la zona turística de Serekunda en un taxi por muy poco dinero.

COMIDA_EN_GAMBIA_ANA_CANIZAL__1183

Una mujer seca el pescado al sol.

Si uno prefiere quedarse en la zona turística, podrá comer cosas muy ricas, tanto en los hoteles, como en los abundantes restaurantes que los rodean. Si quiere seguir con sus costumbres gastronómicas europeas, puede hacerlo, y si desea tomar platos locales, también. Los hoteles están bien preparados y abastecidos. Además, siempre es posible degustar frutas y zumos frescos a precios magníficos.

COMIDA_EN_GAMBIA_ANA_CANIZAL_P5983

Zona de ahumado del pescado. Bajo este mar de peces, perfectamente alineados, se atizan las brasas.

Quien elija comer en Gambia como los gambianos podrá juntarse con comerciantes, gentes en viaje de trabajo, familias en día de descanso… Es fácil encontrar buenos, limpios y baratísimos restaurantes locales, siempre encantados de atender al turista. Junto a los mercados suele haber sitios muy recomendables.

Cuando uno viaja hacia el interior siempre hay pequeños restaurantes, pero generalmente no están preparados para imprevistos. Así, no es raro llegar a un lugar donde el amable encargado sugiere y toma nota detalladamente de lo que le apetece al turista y… ¡se va a hacer la compra! Desde que uno pide hasta que come pueden pasar una, dos horas… Esto es Gambia.

COMIDA_EN_GAMBIA_ANA_CANIZAL_1277

En Gambia nunca hay prisa, pero es un buen lugar para esperar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation