Me largo

Los exquisitos melones de Uzbekistán

Si uno va a Uzbekistán, debe aprovechar para hartarse de melones: son exquisitos. No los encontrará mejores, más variados ni más hermosos en ningún otro lugar.

Existe una gran diversidad de productos agrícolas que se venden en numerosos mercados al aire libre, llenos de atractivas frutas, verduras y hortalizas.

Uzbekistán exporta materias primas, algodón y metales, pero apenas tiene sector industrial. Acaba de implantarse Chevrolet y va a instalarse Daewoo. Produce fertilizantes agrícolas, empieza con algo de industria farmacéutica y con construcción de cemento.

El sueldo medio es de 300 dólares. La tierra pertenece al Estado y los campesinos la arriendan. El algodón es un monopolio. Los campesinos tienen la obligación de vender toda su producción al gobierno, que a cambio les paga un sueldo de funcionarios, un sistema heredado de la URSS.

Hay mucha economía sumergida. Los bazares son su principal sistema de compraventa y eso no permite las inversiones extranjeras. La tarjeta como método de pago es prácticamente inexistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation