Me largo

La naturaleza en Etiopía

Etiopía es un país muy montañoso que también tiene inmensos desiertos. Su diversidad hace que la fauna y la flora sean muy diferentes en las laderas, en los ríos, lagos, valles, cimas, bosques…

En Etiopía hay nueve parques naturales declarados, y viajar por el país supone encontrarse con tal riqueza natural que nos hace olvidar el mundo contaminado en el que vivimos. Cuando uno recorre cultivos, bosques, vegetación tropical, desiertos y la fascinante sabana africana, salpicada de acacias gigantes, se va topando con todo tipo de  animales, algo chocante para un europeo y más si es urbanita.

Etiopía tiene parques con reservas de elefantes, antílopes, búfalos, leones, leopardos… Pero sin necesidad de entrar en esas zonas, es fácil toparse con animales más “normales”.

Si uno sale a dar una vuelta en barco  puede ver hipopótamos o cocodrilos que no parecen impresionarse ante la excitación que causan en los turistas ni ante el respeto con el que pasan a su lado los pescadores en frágiles barcas de juncos.

Hay muchas variedades de antílopes, unos chiquitillos como mascotas y otros poderosos que corren con estrépito. Es fácil toparse con grandes y pequeños primates, generalmente descarados y curiosos. También es frecuente ver tortugas de tierra que caminan a su aire por las carreteras; y lagartos gigantescos, serpientes furtivas… Y todo esto se lo va uno encontrando con solo viajar sin prisa en un todoterreno por las polvorientos pistas de Etiopía.

Termiteros gigantes de Etiopía Al viajero novato en África le llamarán también la atención las torres de barro que salpican el paisaje, que vienen a ser una especie de edificios de dos metros o más donde viven las comunidades de termitas.

Dicen que Etiopía es el destino favorito de los ornitólogos y observadores de aves de todo el mundo. No solo porque al parecer este país tiene el mayor número de especies endémicas, sino porque cuenta con más de 400 variedades de pájaros, habitualmente muy confiados. Junto con Kenia y Tanzania, Etiopía tiene la diversidad natural más impresionante del planeta, con la ventaja de que no es un país turístico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation