Me largo

El idioma armenio, un orgullo nacional

Monumento al creador del alfabeto armenio

El idioma, un orgullo nacional

Los armenios se sienten muy orgullosos de su alfabeto, complejo y críptico para cualquier extranjero. Se creó en el año 405 y consta de 39 letras que un no iniciado calificaría, como poco, de raras; 10 de ellas son vocales, y ni una parecida a nuestro abecedario. O sea, que resulta imposible descifrar cualquier letrero. Además, este país, poco acostumbrado al turismo occidental, no siempre ofrece rótulos en un segundo idioma.

Los armenios hablan armenio, claro, y prácticamente todos también ruso, pero solo unos pocos se expresan en inglés. El viajero español ni siquiera va a encontrar una guía, un catálogo o un típico libro de cocina en castellano que comprar. Pero eso no significa que no pueda entenderse con la gente de allí, siempre dispuesta a ayudar, abierta, imaginativa y simpática. A poco que se esfuerce, el turista encontrará personas deseosas de charlar con él y preguntarle si le gusta su país. Unas pocas palabras en inglés, muchas sonrisas y algunos gestos pueden bastar para entenderse.

El turismo principal en Armenia procede de Rusia y de Irán. Los vecinos iraníes, con dinero porque no tienen ningún lugar donde gastárselo en su propio país, se desplazan a Armenia, sobre todo los fines de semana, para disfrutar de esas cosas que ellos tienen prohibidas: el alcohol, el juego y el que las mujeres puedan deambular por la calle sin llevar velo, algo impensable en el Irán actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation