Me largo

Corea del Sur, ¡qué envidia de país!

Corea del Sur nos lleva años ventaja. Es uno de esos países milagro que en poco tiempo se ha colocado entre las economías más potentes del mundo, y sigue subiendo.

COREA_SUR_ANA_CANIZAL

Dongdaemun, la plaza diseñada por la arquitecta iraquí Zaha Hadid en Seúl.

Los datos económicos de Corea del Sur son asombrosos, pero más los académicos: primer puesto en los famosos informes PISA, y su índice de alfabetización es del 100 %.

En Corea del Sur se valora mucho a los docentes y se les respeta, incluso tienen un día del profesor. Su lema es que «al profesor no se le pisa ni la sombra». Por supuesto están bien pagados y se les exige una formación y evaluación constantes.

Los coreanos están firmemente educados en el esfuerzo, la obediencia y los principios éticos. Se han escrito tesis doctorales sobre la pasión del pueblo coreano por la educación, porque es un fenómeno único en el mundo. Su entrega al estudio es absoluta, con jornadas de clases de hasta 10 horas. Puede que los jóvenes se sientan muy presionados, que no sean muy felices, pero el 60 % de la población se gradúa en la universidad y muchos con resultados de excelencia.

COREA_SUR_ANA_CANIZAL_

Todos tienen su Samsung, unos llevan un modelo grande y otros más grande.

Corea del Sur es un país milagro

Corea del Sur ha tenido una historia azarosa, ha sufrido invasiones de China y Japón, y ha estado en guerra con Corea del Norte entre 1950 y 1953, pero se ha recuperado a gran velocidad: hoy ocupa el puesto número 13 en las economías más grandes del mundo, y continúa imparable. Según datos de su embajada, tienen una tasa de desempleo del 2,8 %. Marcas potentísimas, esas que todos usamos, son suyas: LG, Kia, Daewoo, Hyundai, Samsung… y nadie les gana en innovación. Es el tercer país del mundo con más usuarios de internet de banda ancha.

COREA_SUR_ANA_CANIZAL_

Jóvenes entretenidos en el metro.

Los coreanos son trabajadores entregados, que hacen lo que les pide su jefe y no prestan atención al horario de salida. Puede que no tengan demasiados tiempo libre, pero su salario medio es de 1.500 € anuales más que el nuestro (bueno, el sueldo de quien tiene trabajo en España). Y lo esencial, la comida, el transporte, la ropa…, cuesta menos.

COREA_SUR_ANA_CANIZAL

Trabajadores durante una pausa para fumar y tomar un refrigerio en la calle.

Un poco apretados

La extensión de Corea del Sur es poco más que todo Castilla y León, como una quinta parte de España, pero su población llega a los 50 millones. La densidad es altísima: 501 habitantes por km2, mientras que en España estamos en 93. Si añadimos que el 70 % de su país son montañas, se entienden tantas viviendas en torres de gran estatura. Como contrapartida, tienen una baja tasa de fecundidad.

En el índice de desarrollo humano, que mide la salud (esperanza de vida), educación y riqueza, Corea del Sur se sitúa en el puesto 12 de los 187 países medidos; España está en el  23, pero nosotros bajando y ellos subiendo.

COREA_SUR_ANA_CANIZAL

Chicas coreanas haciéndose una foto.

Y ahora viene lo mejor. Corea del Sur es una democracia en la que el presidente se elige de forma directa para un periodo de cinco años, y no puede ser reelegido. El primer ministro, que es el jefe de Gobierno, resulta elegido por un parlamento unicameral y tanto él como todos los diputados solo pueden estar cuatro años en el cargo; nadie es reelegible.

Corea del Sur nos gana en todo menos en una cosa: corrupción.

¡Qué envidia de país!

8 Thoughts on “Corea del Sur, ¡qué envidia de país!

  1. carlos jimenez on 2 junio, 2014 at 8:48 said:

    un reportaje excepcional!!

  2. Javier García on 3 junio, 2014 at 18:11 said:

    Magnífico trabajo. Un país interesante que merece la pena visitar. Gracias.

  3. Roberto on 3 junio, 2014 at 20:57 said:

    No tenía mucho idea de Corea del Sur, así que muchas gracias, excelente información! Y muy buenas fotos!!!

  4. Antonio López on 6 junio, 2014 at 13:56 said:

    Gran reportaje. Siempre fuiste grande. Como periodista y como persona. Enhorabuena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation