Me largo

Tag Archives: Hoi An Vietnam

Hoi An, en el centro de Vietnam

Los turistas saben lo que hacen, por eso Hoi An, en el centro de Vietnam, es una de las ciudades más visitadas. Ningún viajero puede perderse este maravilloso lugar.

HOI-AN-VIETNAM-ANA-CANIZAL

Una pareja de turistas por el centro de Hoi An.

Hoi An representa un respiro acústico dentro de las ruidosas ciudades de Vietnam. En un puñado de calles está prohibida la circulación con vehículos de motor. Solo se pueden recorrer a pie o en bici. Aunque, por supuesto, también pasan motos porque viven justo allí, porque tienen que llevar peso, porque hay que recoger a los niños del colegio, porque es solo un momentito y porque sí. Los vietnamitas siempre encuentran un pretexto para montarse en la moto.

HOI-AN_VIETNAM_ANA_CANIZAL_

Casona con el color característico de Hoi An.

El centro histórico de Hoi An es Patrimonio de la Humanidad. Cuenta con 884 edificios protegidos, algunos restaurados y otros por restaurar. Hoi An vive principalmente del turismo, así que a sus habitantes no les queda más remedio que lavarse la cara y estar presentables para la foto.

HOI-AN_VIETNAM_ANA_CANIZAL_

Fachada de uno de los muchos templos de Hoi An.

Lo normal en Hoi An es alquilar una bicicleta, que podremos ir dejando a la puerta de cada sitio de interés, o bien patearnos la ciudad, abarcable en su núcleo más interesante. Conviene adquirir uno o dos tiques que permiten visitar cinco monumentos cada uno y, si se tiene tiempo, sacar algún otro individual. Hay mucho que ver: templos, pagodas y capillas, espectaculares casas de comerciantes, edificios públicos, pequeños museos…

HOI-AN_VIETNAM_ANA_CANIZAL_

Un turista se fotografía frente a la Fuente del Dragón.

La religión en Vietnam

Los vietnamitas son muy libres en su religión, incluso para no ser religiosos. La mayoría se declara budista. Vietnam tiene una gran influencia china, país vecino al que ha pertenecido y que siempre ha amenazado con volver a merendárselo, de ahí que los templos tengan decoraciones muy coloridas y un cierto aire todo a cien.

HOI-AN_VIETNAM_ANA_CANIZAL

Pagoda de Chuc Thanh, en Hoi An.

Puede que uno piense que pagodas y templos son todos iguales, pero con una buena guía disfrutará de las diferencias y encontrará elementos diferenciadores. No es cierto que visto uno, vistos todos, ni mucho menos; igual que la catedral de Burgos no es igual que la de León.

HOI-AN_VIETNAM_ANA_CANIZAL_

Turistas haciéndose fotos delante de las típicas casas de Hoi An.

El pasado de Hoi An está presente

Muchas casonas históricas conservan su mobiliario antiguo. Hoi An fue un puerto muy importante del que salían mercancías para Tailandia e Indonesia. Estos edificios pertenecieron a mandarines y ricos comerciantes chinos, establecidos aquí cuando la dinastía Ming fue derrocada.

Además de lugares de interés histórico y cultural, abundan, claro, las tiendas de souvenirs en las que los turistas pueden comprar desde baratijas a verdaderas obras de arte o refinadas piezas de carísima artesanía.

Uno de los sitios con más turistas por metro cuadrado es el Puente Japonés. Se construyó en el siglo XVI para comunicar el barrio chino con el japonés y salvar así el pequeño afluente del voluble río Thu Bon. Es un puente cubierto, con la leyenda de ser indestructible y la realidad de haberse librado de incendios y de terribles batallas. Su interior es de madera y dentro hay un templo pequeñito. El puente también viene a ser una especie de photocall para todas las parejas en el día de su boda.

HOI_AN–VIETNAM_ANA_CANIZAL

El Puente Japonés.

Las dos márgenes del río Thu Bon están siempre muy animadas, con pequeños barcos de pescadores que van y vienen de sus quehaceres, embarcaciones para turistas y una instalación que muestra artes de pesca antiguas. También en muchas casas pueden verse las marcas de hasta dónde ha llegado el agua en las inundaciones que sufre Hoi An un año sí y otro también.

HOI-AN_VIETNAM_ANA_CANIZAL_

El río Thu Bon.

En el viaje a Vietnam, conviene dedicar a la visita de Hoi An al menos un día completo, porque aunque es una ciudad pequeña, tiene muchos lugares de los que disfrutar y buenos restaurantes en los que sorprenderse con la sofisticada cocina vietnamita.

HOI-AN_VIETNAM_ANA_CANIZAL_

Anochecer con luna en Hoi An.