Me largo

El delta del Mekong, en el sur de Vietnam

El Mekong se desparrama en el llano sur de Vietnam para formar un delta fértil que produce dos y tres cosechas de arroz. Todo es agua, selva y verdor antes de llegar al mar azul tropical.

Vietnam Ana Cañizal

El río Mekong tiene un curso de casi 5.000 km. Nace en el Tíbet, sigue por China, pasa por Birmania, Tailandia, Laos y Camboya, y llega a Vietnam, donde se abre en múltiples brazos. Los vietnamitas llaman a este delta el de los Nueve Dragones. ¿Solo nueve? ¡Parece haber miles de ellos!

Vietnam Ana Cañizal

Si uno llega a Ciudad Ho Chi Minh, antes llamada Saigón, es obligado viajar al delta del Mekong. No hay que perdérselo, porque la zona es impresionante. Está bastante llena de gente: 18 millones de personas viven en una extensión que viene a ser algo menor que Extremadura y con buena parte de su suelo bajo el agua.

El impresionante delta del Mekong permite que más de cien millones de personas puedan alimentarse, porque en su suelo, unas veces encharcado y otras completamente inundado, crecen hasta tres cosechas de arroz al año. Aquí se vive mayoritariamente de la pesca y la agricultura.

Vietnam Ana Cañizal

Peces con problemas 

En las aguas del Mekong hay más recursos pesqueros que en ningún otro río del mundo, pero ya se sabe que a los humanos nos dan la mano y nos tomamos el brazo entero. Por eso el Mekong está hoy amenazado: la construcción de presas para crear energía en los países que recorre el río mata a numerosos peces, reduce la riqueza del suelo, arrastra materiales contaminantes e impide reproducirse a muchas especies que deben remontar el río para desovar.

Por otra parte, quienes viven de la pesca suelen emplear técnicas de captura devastadoras e irrespetuosas con la naturaleza y sus ciclos.

Al río llega una fuerte contaminación de pesticidas y fertilizantes que utilizan los agricultores, hay arsénico y amonio en cantidades alarmantes y la depuración de aguas fecales no está implantada en las ciudades que quedan en sus orillas. Pese a eso, los vietnamitas comen pescado a todas horas,  y parece que nosotros también nos hemos aficionado al panga y otros amigos que provienen de allí.

En las aguas del Mekong viven  más especies que en ningún otro río: hay 1.200 identificadas y cada dos por tres encuentran alguna nueva y más rara. No se ven peces con tres ojos, pero no me extrañaría.

Vietnam Ana Cañizal

En el delta del Mekong también hay que visitar los mercados, especialmente el mercado flotante de Can Tho. En la zona donde el río se desparrama existen varias ciudades importantes y merece la pena recorrerlas. Como muchos desplazamientos solo pueden hacerse en barca, algunos canales tienen un tráfico agobiante, pero se disfruta con las risas que los turistas asustados provocan en los vietnamitas.

VIETNAM_ANA_CANIZAL_P6311

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation